El Sofa
Política

Oro sólido de 22 quilates: así es la corona de San Eduardo que usó el rey Carlos III

La corona de San Eduardo que usó Carlos III por menos de una hora es la joya más importante y valiosa de la familia real británica.

Hoy se celebró la ceremonia de coronación de Carlos III en Reino Unido. Su coronación ha traído al centro del debate muchas de las crisis que vive el país europeo. Ya que mientras la inflación está en niveles no vistos desde hace cuatro décadas, Carlos y Camila estuvieron repletos de joyas y la corona de San Eduardo que posó en la cabeza del ahora monarca.

TE PUEDE INTERESAR: 

Sheinbaum, la favorita para ser la candidata de Morena en 2024: Buendía & Márquez

La monarquía inglesa tiene una antigüedad bastante amplia. Desde el año 927 ha mantenido su dominio en territorio en lo conocido hoy como Inglaterra y Gales. Sin embargo, fue interrumpida brevemente por un gobierno republicano entre 1649 y 1660, tras la decapitación de Carlos I.

Después de este período, la monarquía volvió a establecerse y el Reino de Gran Bretaña terminó de consolidarse tras la unión del reino de Escocia en 1707.

Historia de la corona de San Eduardo
Carlos I de Inglaterra

Y así como todo reino, el monarca necesita de su corona. En el caso del recién coronado Carlos III posó la corona de San Eduardo que data del 1661.

La cual también fue utilizada por Isabel II durante su coronación. Sin embargo, este instrumento sólo es utilizado para esta ceremonia protocolaria de los monarcas británicos.

Corona de San Eduardo utilizada por Isabel II
Coronación de Isabel II

¿De qué está hecha la corona de San Eduardo?

Esta corona que sólo es utilizada una vez por los monarcas británicos está hecha de oro de 22 quilates. Mide más de 30 centímetros y pesa alrededor de 2 kilogramos con 230 gramos. Esto equivale a dos piñas, un melón grande o una botella de agua de dos litros.

Corona de San Eduardo
Corona de San Eduardo

La corona cuenta con 444 joyas y piedras preciosas incluyendo valiosos zafiros, rubíes, amatistas y topacios. Principalmente está compuesta por aguamarinas de color azul claro y verde azulado.

Anteriormente estas joyas podían separarse de la corona, pero fue en el siglo XX que se decidió incrustarlas permanentemente.

Corona de San Eduado en la coronación de Isabel II
Isabel II y Felipe de Edimburgo

En la parte superior de la corona se encuentra una cruz de malta, y en la base hay una banda de terciopelo púrpura. Durante la coronación, se coloca en la cabeza del monarca por el arzobispo de Canterbury como símbolo de su autoridad y legitimidad

¿Cuánto vale la corona de San Eduardo?

Claro que el precio de esta corona es una de las razones de ser custodiada por el gobierno británico. Si sólo se considerara el oro que la compone, el valor es de poco más de 145 mil dólares, más de 2 millones y medio de pesos.

Pero añadiendo la colección de joyas, el precio se dispara a 4 millones 519 mil 709 dólares, más de 80 millones de pesos.

Corona de San Eduardo: Carlos III
Carlos III

Sin embargo, cabe destacar que muchas de estas piezas que pertenecen a la Familia Real Británica, provienen de la explotación y robo de sus antiguas colonias alrededor del mundo.

Historia de la corona de San Eduardo

La corona fue hecha para Carlos II en 1661. Toma su nombre de una versión mucho más antigua que pertenecía al rey y santo anglosajón Eduardo el Confesor. Sin embargo, esta corona fue fundida junto a otras reliquias de la monarquía inglesa cuando se instauró la República dirigida por Oliver Cromwell.

Origen de la Corona de San Eduardo
Carlos II

Tras la muerte de Cromwell y el regreso de la monarquía, el rey Carlos II comisionó un nuevo juego de joyas reales, incluyendo la corona de San Eduardo y una nueva corona de Estado que es la usada en ceremonias protocolarias.

Oliver Cromwell y la corona de San Eduardo
Oliver Cromwell

Aunque su historia se remonta al siglo XV, la corona de San Eduardo sólo ha sido utilizada por siete monarcas, incluyendo a Carlos III.

Carlos III y la corona de San Eduardo
Carlos III y Camila Parker Bowles

La corona de San Eduardo se guarda en la Torre de Londres cuando no está en uso. Sin embargo, cabe mencionar que no se utiliza en todas las ceremonias reales.

En su lugar, se usa una réplica menos valiosa y más ligera conocida como la corona de estado. Comúnmente la porta el monarca en eventos oficiales como la apertura del Parlamento.

No olvides seguirnos en FACEBOOK, TWITTER, INSTAGRAM y TIKTOK

Notas relacionadas

Justin Trudeau: las fotos de su juventud que enamoran a internet

Angélica Toxqui

Revocación de mandato: dónde y cómo denunciar un delito electoral

Iván Gómez

Rey Carlos III evita saludar a hombre e internet lo acusa de racista |VIDEO

Redactor