El Sofa
Viajes

Origen e historia del mole, uno de los tesoros de la gastronomía mexicana

Aunque el mole tiene un origen prehispánico, su preparación y sabor son una muestra del éxito del mestizaje en la cocina mexicana.

El mole es sin duda alguna uno de los platillos más deliciosos, ricos en sabor, historia y cultura que existen en México y que la tradición prehispánica, así como la del período colonial, llegaron a las y los mexicanos una receta que involucra este mestizaje que caracteriza a la población mexicana.

Uno de los principales tipos del mole es el poblano, así que en gran medida nos centraremos en la historia, origen y receta de este. Sin embargo, ten certeza que te compartiremos qué otro tipo de moles existen en el país.

TE PUEDE INTERESAR: 

Claudia Sheinbaum desmiente que haya acarreados en sus asambleas

Indudablemente, el mole poblano emerge como un exquisito símbolo culinario de Puebla, revelando su arraigo histórico y alcance nacional. Enraizado en la época prehispánica, este platillo encarna una rica herencia que trasciende a lo largo de los años.

Historia del mole poblano

Origen e historia del mole

Diversas leyendas envuelven la génesis de esta receta, siendo una de las más icónicas la que atribuye su origen al Convento de Santa Rosa en 1681, bajo la mano de Sor Andrea de la Asunción.

La narrativa sostiene que esta monja, guiada por una inspiración divina, alumbró la creación del mole. Su preparación liberó un aroma tan cautivador que quebrantó el voto de silencio de la madre superiora, quien exclamó:

“¡Hermana, qué exquisito mole!”.

Origen del mole poblano

Las risas de las otras monjas enmendaron el comentario, recordándole que se decía muele.

En otro relato, se sugiere que el mole nació accidentalmente durante una cena destinada al obispo. Según la leyenda, Fray Pascual, horas previas al banquete, tropezó con la olla que contenía el guajolote a servir y desencadenó una fusión inesperada al mezclar ingredientes y chiles que resguardaba en la alacena.

¿Dónde surgió el mole?

Aunque la certeza de estas leyendas permanece velada, el mole emerge como una culminación de sabores que trasciende la improvisación.

A lo largo del tiempo, la receta ha sido perfeccionada no solo en términos de ingredientes, sino también por la historia y la cultura que ha sido transmitida de generación en generación, consolidando su posición como una auténtica obra maestra culinaria.

Tipos de mole en México

Así como te lo comentamos al principio de esta edición: el mole tiene una gran riqueza. Este platillo se prepara de diferentes formas dependiendo del estado e incluso depende del municipio. Por ejemplo, en Puebla el mole no es el mismo el de la capital al que se prepara en municipios de la Sierra Norte o el de otras regiones de la entidad.

Mole poblano

Incluso hay quienes se atreven a decir que hay tanto tipos de mole dependiendo de la mancha que deje en los manteles. Se tiene certeza que por lo menos existen 50 variedades de este platillo y Oaxaca es uno de los estados con mayor número de variedades.

Aquí te mostramos una lista con los más populares:

  • Poblano.
  • Verde (Oaxaca).
    Mole verde
  • Mancha manteles (Puebla y Oaxaca).
    Mole manchamanteles
  • Negro (Oaxaca).
    Mole negro
  • Xico (Veracruz).
    Mole Xico
  • Chichilo (Oaxaca).
    Mole chichilo
  • Amarillo (Oaxaca).
    Mole amarillo
  • Mole de San Pedro Atocpan (Milpa Alta, Cdmx).
    Mole de San Pedro Atocpan

Receta para preparar mole

En esta sección te dejamos una receta para que puedas preparar mole poblano en la comodidad de tu casa y disfrutes de este platillo de enorme riqueza. Asimismo, te recomendamos que elijas tus mejores manteles para invitar a tus allegados a disfrutar de este platillo inigualable.

Ingredientes

  • Un pollo entero cortado en piezas.
  • 225 gramos de chile mulato.
  • 200 gramos de chile ancho.
  • 115 gramos de chile pasilla.
  • 85 gramos de ajonjolí.
  • Una pieza de bolillo duro.
  • 85 gramos de cacahuate.
  • 200 gramos de manteca.
  • Una pastilla de chocolate.
  • Dos chiles chipotle.
  • 500 gramos de jitomate.
  • 250 gramos de cebolla.
  • Seis dientes de ajo
  • Una tortilla dura de maíz.
  • Cinco piezas de clavos de olor.
  • Una cucharadita de anís.
  • Ocho piezas de pimientas gordas.
  • Una rama de canela.
  • Cuatro litros de caldo de pollo.
  • Una piza de sal a gusto.
  • 85 gramos de almendras.
  • Un puñado de pasas.

Receta del mole poblano

Preparación

  1. Juntar los ingredientes necesarios es el primer paso para poder preparar el pollo con mole poblano.
  2. El pollo lo lavamos, le quitamos la piel y lo ponemos hervir con agua hasta cubrirlo por completo. Ponemos un trozo de cebolla, dos dientes de ajos y sal al gusto para que la carne adquiera un toque de sabor. Aparte, lavamos los chiles y los dejamos que se escurran.
  3. A los chiles se les quita el rabito y se desvenan para poder continuar con la preparación del mole de chocolate.
  4. Ponemos una sartén en la estufa a fuego mediano. Colocamos una cucharada de manteca y empezamos a freír ligeramente los chiles. Una vez fritos los dejamos en remojo con un poco del caldo que quedó de la cocción del pollo.
  5. En otra sartén tostamos el ajonjolí, tal y como se observa en la fotografía.
  6. Freímos con manteca las almendras, los cacahuates y las pasas para continuar con la salsa mole.
  7. También agregamos la pimienta, la canela, el anís y los clavos de olor.
  8. Aparte, asamos el jitomate cortado en cuartos, la cebolla y los ajos.
  9. Lo siguiente es moler los chiles e ir agregándoles los ingredientes fritos y asados para preparar el mole mexicano. Colamos la salsa y los residuos los regresamos a la licuadora para continuar moliéndolos.
  10. Continuamos moliendo los chiles y agregamos el pan y la tortilla de maíz. Para facilitar el molido agregamos caldo del pollo que hervimos al principio de la receta mexicana.
  11. Una vez molido todo, lo ponemos a la estufa a fuego medio. Es importante estar moviendo la salsa de mole poblano para evitar que se pegue en el fondo del cazo. Continuamos la cocción aproximadamente durante 40 minutos. En este tiempo, vamos a notar que el mole cambia de color, se va oscureciendo.
  12. Cuando empiece a hervir agregamos el chocolate y la sal al gusto. Continuamos hirviendo el mole con chocolate por 20 minutos más y añadimos el pollo cocido.
  13. Servimos el mole poblano con pollo y lo acompañamos con arroz rojo, frijoles puercos y tortillas calentitas.

Por favor, comparte con nosotros lo que te pareció esta receta y esperemos que hayas disfrutado de la historia de esta obra maestra culinaria.

No olvides seguirnos en FACEBOOK, TWITTER, INSTAGRAM y TIKTOK

Notas relacionadas

10 lugares para visitar si te gustan los vampiros

Angélica Toxqui

Aguas termales en México: los mejores lugares para disfrutar y relajarse

Angélica Toxqui

¡Oferta! Viva Aerobus ofrece vuelos desde 29 pesos; estos son los destinos

Redactor