in

Bestias temibles con alas y garras: el origen de las sirenas en la Antigua Grecia

Sirenas en la mitología griega: origen e historia

A través de los diferentes mitos y leyendas se consideró a las sirenas como seres alados con apariencia bestial y aspecto humano.

Las sirenas son seres mitológicos que causan gran enigma entre los seres humanos por su apariencia.

Algunos especialistas detallaron que dichas especies estaban cargadas de gran belleza; mientras que otros las vincularon al inframundo.

Sirenas en la mitología griega: origen e historia

Al pensar en dichos seres, se genera la imagen de una mujer delgada, con rasgos finos y cola de pez.

Una versión más popular que llegó al cine fue a través de Disney con la película de La Sirenita. En esta historia una joven decide dejar atrás su origen para casarse con un príncipe.

A través de sus escritos, los poetas de la Antigüedad representaron a estos seres como bestias temibles que presuntamente estaban deseosas de carne y de sangre de personas.

En lengua inglesa se definieron como Mermaid a las mujeres mitad pez y Siren para personas con cuerpo de ave.

Estos seres que causaron impacto entre los hombres fueron citados en producciones literarias como La Odisea y en Las Argonáuticas.

Origen de las sirenas

Los expertos afirman que no hay una historia concreta sobre el origen de las sirenas en el mundo.

En relación con la presencia de estas especies se dice que la figura de los tritones influyó sobre su representación. Dichos seres eran mitad humano y mitad pez y de ahí se generaron dudas de si habría tritones femeninos.

Origen de las sirenas

Además, las apodadas Doncellas del mar fueron creadas a partir de las nereidas; ninfas hijas del dios Nereo.

Un rasgo referente a su canto se habría desprendido de la descendencia de la deidad marina.

Cuando los tritones y las nereidas desaparecieron de la literatura de la Edad Media pudo existir una sustitución. A lo largo de los siglos se habló sobre las mujeres mitad pez en el mundo, pero sin dar una explicación sobre su origen.

Algunos especialistas expresaron que el predecesor más antiguo de aquella especie es el dios babilonio Oanes.

Origen de las sirenas

El escritor Carlos García Gual explicó como teoría que las mujeres se volvían animales marinos cuando fracasaban al capturar a navegantes con su canto, por lo que se suicidaban al lanzarse desde rocas hacia el mar.

García externó que sería así como dichas personas recibirían su cola de pez desde el inframundo.

Características de las sirenas

Los expertos argumentaron que los griegos no fueron las primeras personas en hablar de las sirenas.

Entre los babilonios se describió a dichos seres como bellos, amables y llenos de paz que vivían en el agua.

Características de las sirenas

Charles J.S Thompson, historiador de Gran Bretaña, afirmó que las especies tenían barba y un cuerpo bastante masculino.

“La deidad Era u Oannes, el dios-pez… suele representarse con una cabeza barbuda con una corona y un cuerpo de hombre, pero de cintura para abajo tiene la forma de un pez”.

Al pasar unos años, a las criaturas se les atribuyó una ideología de tentación carnal de parte de los hombres.

Las sirenas según Homero

En La Odisea, el poeta del siglo I a.C. Homero habló del encuentro de Ulises con las criaturas marinas.

A través de dicha producción, el escritor describió que las Doncellas del mar producían gritos ensordecedores.

Las sirenas según Homero

Fue por eso por lo que cuando se adentró al mar, Ulises se ató a un mástil y se tapó los oídos con cera para no escucharlas.

Ulises las habría visto en la isla de Circe, quien era una bruja con la que Odiseo vivió por años.

“Navegaréis cerca del islote de las sirenas, las que hechizan a todo aquel hombre que se acerque. Todo aquel que escuche su voz será afectado por la locura y morirá ahogado en las aguas que rodean la isla”.

Al cubrir sus oídos, la tripulación continuó con sus aventuras; librando la batalla contra las especies hambrientas del mar.

El testimonio de Orfeo

En la historia de Orfeo en el poema de Las Argonáuticas también se habló sobre la especie mitológica.

A través de dicha producción literaria se narra la expedición de los argonautas que buscaban el vellocino de oro.

El testimonio de Orfeo

Orfeo se adentró al mar y tuvo que combatir con el canto de las sirenas usando su lira.

Las bellas aves se transformaban en rocas después de ser vencidas por las melodías de Orfeo.

Por su parte, el pintor Luca Giordano representó en 1697 al personaje de ficción rodeado de animales hechizados por sus hermosas melodías.

El testimonio de Orfeo

Gracias a varios relatos, se sabe que el hijo de Calíope y de Apolo tocaba la lira como un prodigio.

A través de dicho instrumento musical conseguía cautivar a las bestias, así como impulsar el reposo de las almas.

El rapto de Perséfone y otros mitos

En el rapto de Perséfone se habló del secuestro de la hija de Démeter y del dios Zeus.

El dios del inframundo Hades emergió a la Tierra para llevarse a la joven a la oscuridad.

El rapto de Perséfone y otros mitos

Al respecto, Démeter castigó a las compañeras de Perséfone por no proteger a su hija; situación por la cual les dio una apariencia de bestias.

En otro mito, se declaró que las sirenas pidieron a Zeus alas para perseguir a Hades y liberar a Perséfone.

A través del mito de Afrodita se mostró a las Doncellas del mar, enmarcándolas como criaturas malvadas. Se relató que la diosa quitó belleza a las compañeras de Perséfone por envidia y por despreciar las artes.

Una leyenda más explica que las criaturas del mar retaron a las musas a una competencia de canto y perdieron. Haciendo que las musas las desplumaran y se coronaran con dichos objetos.

Las sirenas en la Edad Media

El mito de las criaturas llegó hasta la Edad Media con interpretaciones en relación con la tentación y la lujuria.

Algunos pensadores y literatos consideraron que las bestias usaban su belleza y canto para desviar el camino de hombres virtuosos.

Las sirenas en la Edad Media

En esa era las sirenas fueron representadas usando un espejo y un cepillo como símbolo de vanidad. Sin embargo, también en la Edad Media algunas personas las representaron como mujeres mitad ave.

Uno de los primeros testimonios se encuentra en el manuscrito Liber Monstrorum del siglo VII o principios del siglo VIII.

Las sirenas en la Edad Media

En dicho texto se relató que las Doncellas del mar tenían una cola escamosa para desplazarse a gran velocidad.

“Desde la cabeza hasta el ombligo, las tenebrosas figuras tenían cuerpo femenino, dando paso a una larga cola escamosa idéntica a la de los peces para poder moverse por las profundidades marinas”.

¿Qué opinas sobre la historia detrás de estos seres mitológicos?

Con información de Muy Interesante, National Geographic y Universo Escritura

Portada: Especial

Fotos: Especial

Avatar

Escrito por Dennys Roldán

Red: datos y curiosidades sobre la nueva película de Pixar

Datos y curiosidades sobre Red, la nueva película de Pixar que causa sensación

Los memes de la respuesta de AMLO al Parlamento Europeo

Los mejores memes que dejó de la respuesta de AMLO al Parlamento Europeo